Y el oro va para… ¡VCST México!

10 junio, 2020

En VCST, nos enorgullecemos de la calidad de los engranajes que fabricamos. Cuando nuestros clientes acuden a nosotros, saben que pueden esperar que les entreguemos exactamente lo que están pidiendo. También es muy gratificante ver que nuestros clientes reconocen el esfuerzo y la dedicación que ponemos en nuestro trabajo. Este también fue el caso de Caterpillar y nuestra planta en México, que en abril de este año obtuvo por cuarta vez consecutiva una certificación de oro en el Proceso anual de excelencia de calidad de proveedores (SQEP) de Caterpillar.

 

Dedicación y trabajo duro

 

A pesar de que nuestros colegas mexicanos han ganado la distinción de oro en los cuatro años consecutivos del SQEP, todavía ofrece bastante revuelo. Todos los involucrados en el proyecto Caterpillar obviamente estaban muy orgullosos de su trabajo, desde los operadores hasta la gerencia. Después de todo, ganar la distinción una vez nos brinda la motivación de hacer todo lo posible el próximo año y volver a ganarla. Además, crea una forma saludable de competencia entre nuestros colegas, ya que cada departamento intenta igualar el buen desempeño de sus colegas.

 

El impulso continuo y la búsqueda de la excelencia nos lleva a creer que también tenemos una buena oportunidad de hacerlo muy bien en el próximo año del SQEP. Naturalmente, esto trae consigo algunos desafíos, especialmente en tiempos de pandemia. Es por eso que nuestra cadena de suministro se ha centrado intensamente en formas de trabajo nuevas y más eficientes. En general, podemos decir con confianza que estamos bien preparados y listos para los desafíos.

 

 

Una relacion especial

 

Ganar una distinción de oro cuatro años seguidos requiere que nuestros engranajes y servicios sean de primera calidad. Asegurar que esto se reduce a trabajar bien en conjunto con sus clientes y tener una buena relación con ellos. Y así es exactamente cómo podría describirse nuestra relación con Caterpillar. Han permitido que VCST México se convierta en lo que somos hoy, siendo nuestro primer socio importante después de la crisis financiera de 2009. De hecho, incluso podría ir tan lejos como para decir que nuestra relación va más allá del trabajo. Con los años, Caterpillar y VCST México incluso han comenzado a sentirse como en familia.